viernes, 14 de julio de 2017

El alcalde propondrá al Pleno iniciar un expediente de honores al naturalista lagunero Domingo Bello y Espinosa

José Alberto Díaz y Juan Francisco Padrón, presidente del ICIA, destacan la figura del que fuera también alcalde de La Laguna en la presentación de unas jornadas sobre botánica tropical en las que se conmemora su nacimiento

El alcalde de La Laguna, José Alberto Díaz, llevará al Pleno municipal una propuesta para iniciar un expediente de honores y distinciones lagunero Domingo Bello y Espinosa, el naturalista canario de mayor relevancia en los estudios de biología tropical que fue también alcalde del municipio en dos ocasiones. Así lo anunció durante la presentación de la jornada celebrada en la casa de los Capitanes Canarias, canarios y la botánica tropical. Una perspectiva desde el bicentenario del nacimiento de Domingo Bello y Espinosa, acompañado del presidente del Instituto Canario de Investigaciones Agrarias (ICIA), Juan Francisco Padrón.
El ICIA organiza este encuentro dirigido a biólogos, ingenieros agrónomos y forestales, historiadores y naturalistas aprovechando que este año se cumplen doscientos años de su nacimiento, con el objetivo de homenajear la figura de Domingo Bello y Espinosa, al considerar que sus contribuciones no han recibido el reconocimiento que merecen. Además, con esta jornada se pretende dar a conocer el papel de Canarias en la introducción temprana de especies tropicales y acercarse a la región que alberga la mayor diversidad biológica.
José Alberto Díaz dijo que “como la mayoría de los laguneros, no conocía con anterioridad la atractiva figura de Domingo Bello, un conciudadano que vivió durante casi treinta años en Puerto Rico, y allí, en las horas libres que le dejaba su importante bufete de abogado, se dedicó con tesón al estudio de la botánica de la isla, a la que consagró una monografía en dos volúmenes que se convirtió en un clásico fundacional en los estudios locales”.
Juan Francisco Padrón destacó la oportunidad de celebrar esta jornada en La Laguna, ya que “esta ciudad fue y es escenario de investigación, impulsada siempre por singulares personajes que desde su importancia, como capital de la isla, también del Archipiélago, fue escenario de intercambio comercial y de conocimiento. Sede de los primeros centros universitarios de Canarias, sus calles fueron testigo del desarrollo de una inquietud sobre la botánica”.
Tras la jornada de conferencias de hoy en La Laguna, mañana se realizará una visita al Jardín de Aclimatación de La Orotava en la que se descubrirá un cartel en honor al doctor Domingo Bello y Espinosa.

 

Volver

 
 
 
cerrar