jueves, 28 de diciembre de 2017

La Laguna pone en marcha el Consejo Municipal LGBTI

Será un órgano asesor, de consulta y seguimiento de la gestión municipal en todas aquellas acciones que incidan en la promoción del reconocimiento y garantía de los derechos de las personas LGTBI
Consejo Municipal LGTBI

Consejo Municipal LGTBI.

Recientemente, se ha puesto en marcha el Consejo Municipal LGBTI, en el que estuvieron presentes la primera teniente de alcalde, Mónica Martín, la concejala de Bienestar Social y Calidad de Vida, Flora Marrero, técnicos municipales de diferentes áreas y representantes de tres asociaciones LGBTI --Algarabía, Transboys y Chrysallis Canarias--.

El encuentro ha servido para marcar el inicio de ruta centrado inicialmente en la formación, necesidades, priorización de acciones para el 2018, entre otras cuestiones. Será a partir del próximo enero de 2018 cuando se inicien los trabajos del consejo al que se podrán sumar todas aquellas personas, asociaciones y grupos que lo deseen.

Este Consejo Municipal LGBTI nace de una moción institucional que presentó el Grupo de Gobierno del Ayuntamiento y que fue apoyada por todos los grupos políticos presentes en el Pleno, donde se acordó “iniciar los trámites oportunos para la creación del Consejo Municipal LGTBI y reconocer a todos los colectivos LGTBI su incesante lucha y su protagonismo determinante en la mejora de la sociedad”.

En la exposición de motivos de la moción institucional se recoge que el Ayuntamiento de La Laguna es un modelo a seguir, dentro del territorio autonómico, en cuanto a la participación de la ciudadanía en entidades y movimientos ciudadanos organizados. Por ello, el equipo de Gobierno entendió que se debe seguir contribuyendo a que los espacios de encuentro sigan siendo posibles y vayan en aumento.

Asimismo, en atención a la lucha del colectivo LGTBI y con el objetivo de promover desde las competencias propias del gobierno local políticas de igualdad para los colectivos de lesbianas, gais, bisexuales e intersexuales, “entendemos que es primordial la creación del Consejo Municipal LGTBI como órgano asesor, de consulta y seguimiento de la gestión municipal en todas aquellas acciones que incidan en la promoción del reconocimiento y garantía de los derechos de las personas LGTBI, velando así por el respeto universal a la protección de los derechos humanos y libertades fundamentales de todas las personas, sin distinción por razón de su orientación sexual y/o identidad de género”.

Por ello, se consideró que era necesario iniciar los trabajos de estudio y análisis, por parte de las entidades y técnicos de la corporación, para la elaboración de un reglamento y que este nuevo órgano asesor y consultivo sea una realidad lo antes posible.

En el texto de la exposición de motivos se recogió también que poco antes del final de la dictadura franquista nace en nuestro país el movimiento social cuya razón de ser es la reivindicación de los derechos de las personas LGTBI. Este movimiento ha ido consiguiendo distintos avances con el paso de los años, desde la despenalización de la diversidad sexual y de género hasta la aprobación del Matrimonio Igualitario (2005), la primera Ley de Identidad de Género (2007), etc.

Asimismo resalta que aunque todos estos logros han sido fundamentales para la construcción de una sociedad que entendemos más respetuosa para las personas LGTBI, tal y como advierten los diferentes colectivos y activistas, aun queda mucho camino por recorrer en esta materia.

La Constitución Española, en el artículo 14, proclama el derecho a la igualdad y a la no discriminación al establecer que las personas son iguales ante la ley, sin que pueda prevalecer ninguna discriminación por razón de nacimiento, raza, sexo, religión, opinión o cualquier otra condición o circunstancia personal o social.

La moción del Gobierno recogía que los municipios deben ofrecer espacios de libertad, diálogo y una relación de colaboración constante entre la Administración Local y la población que reside en su territorio. Para ello se constituyen los Consejos Municipales, como cauces de la democracia participativa, de encuentro y de debate. Estos órganos de participación ciudadana son instrumentos para ejercitar la ciudadanía civil, en donde las organizaciones unen sus fuerzas y colaboran con los poderes públicos para la eliminación de las discriminaciones y la consecución de una sociedad donde los principios de igualdad de oportunidades y de trato sean una realidad.

 

Volver

 
 
 
cerrar