Barranco de Agua de Dios

 

La  zona arqueológica se inicia en  el nacimiento del barranco,  en el término municipal de Tegueste, pero se prolonga hasta Tejina, dónde se denomina Barranco de Milán.  Es un cauce amplio, algo encajado y más vertical en su margen izquierdo. Desde el punto de vista arqueológico, constituye una zona de asentamiento guanche permanente, como se testimonia  en el amplio número de oquedades. Según la Carta Arqueológica de ambos municipios,  se cuantifican unas treinta cuevas naturales de habitación y funerarias. Todas se caracterizan por su reutilización hasta la actualidad, las evidencias arqueológicas en superficie, el relleno estratigráfico y la dificultad de acceso. En algunos tramos por la presión humana, los yacimientos documentados han sufrido los efectos del expolio sistemático, por la cercanía de un núcleo de población, como en el enclave de Tejina.

El 14 de noviembre de 2006 se declara Bien de Interés Cultural, con la categoría de Zona Arqueológica “El Barranco de Agua de Dios”, situado en los términos municipales de Tegueste y San Cristóbal de La Laguna, delimitando su entorno de protección.

 

Volver

 
cerrar